Arquitectura y acuicultura en Jávea. Desde los viveros de Baños de la Reina hacia un futuro sostenible

05 julio 2013 — 28 julio 2013
Sala: Musev arqueològic i etnogràfic municipal
Inauguración: 05 julio 2013  
 

Warning: getimagesize(): open_basedir restriction in effect. File(/var/www/vhosts/artxabia.com/httpdocs/site/cont/plugins/attachment-manager/icons/page_white_go.png) is not within the allowed path(s): (/home/admin/web/artxabia.com/public_html:/home/admin/tmp) in /home/admin/web/artxabia.com/public_html/site/cont/plugins/attachment-manager/wp-attachment-manager.php on line 437

Warning: getimagesize(/var/www/vhosts/artxabia.com/httpdocs/site/cont/plugins/attachment-manager/icons/page_white_go.png): failed to open stream: Operation not permitted in /home/admin/web/artxabia.com/public_html/site/cont/plugins/attachment-manager/wp-attachment-manager.php on line 437

La situación económica que vive nuestro país en estos momentos nos conduce a desviar la mirada del modelo turístico especulativo que ha dominado la transformación de nuestras costas y que ha supuesto tanto su propio colapso, como la pérdida de identidad de nuestras poblaciones litorales, hacia las posibilidades que ofrece la recuperación de la acuicultura como nexo entre los ecosistemas costeros, el paisaje y la sociedad.

Es por ello que desde la asignatura de Proyectos Arquitectónicos, proponemos una mirada hacia atrás en busca de otros sistemas que fueron germen de una producción sostenible y que ayudaron a los asentamientos costeros a forjar su identidad. Encontramos así una hermosa coincidencia en nuestro entorno cercano, la existencia de tres yacimientos romanos (Calpe, El Campello y Jávea), conocidos con el nombre de “Baños de la Reina” cuyos vestigios nos hablan de una actividad que se basó en el mar y la sal, que dio pie a importantes intercambios comerciales y que “generó una pequeña población que construyó sus casas sobre las dunas costeras, dando lugar a un urbanismo selectivo y diversificado”, según palabras de la arqueóloga Ana María Ronda.

Si nos fijamos en tradiciones acuícolas en el mundo entero, no hay duda de que algunas estructuras para cultivo de especies marinas o fluviales, han pasado a formar parte del paisaje, la cultura y la memoria de los lugares, pero no podemos negar la existencia de otras prácticas de piscifactoría abusiva que están generando daños a los ecosistemas.

La inaplazable necesidad de un desarrollo sostenible de nuestros entornos, ha llevado a las escuelas de arquitectura, a nivel internacional, a convertirse en laboratorios que indagan en vínculos más fluidos entre la arquitectura y las actividades de producción naturales como la agricultura o la acuicultura.

Resumimos, por tanto, en esta exposición que recorrerá las tres ciudades, el trabajo de 40 estudiantes de arquitectura de cuarto curso, a cargo de la profesora Adriana Figueiras, que desde su particular punto de vista, reinterpretan ese nexo entre el mar y las poblaciones y proponen una visión actual, desde la arquitectura, de un modelo que contempla una nueva forma de cultivar el mar o acuicultura y su potencial capacidad para generar nuevos paisajes, nuevas formas de urbanizar y reconstruir identidades.